La escuela Arturo Prat nace por la imperiosa necesidad de entregarles una adecuada educación escolar a los niños internos del Hogar Arturo Prat. Es así como en el año 1937 se construyó la Escuela como elemento complementario de la acción del Hogar y su primer nombre fue “Escuela Elemental Nº 86”.

Después de pasar por la administración municipal, en el año 1993 se transfiere e integra a la Asociación Hogar de Niños Arturo Prat, convirtiéndose en una Escuela Particular Subvencionada  gratuita y amplía sus puertas a todos los niños del sector del Cerro La Cruz y aledaños, desde Pre kínder hasta 8º año básico.

La Escuela ha sido mucho más que un establecimiento educativo, más que un frío edificio: La Escuela es depositaria de la historia, de sentimientos vaciados en ella. Es, por lo tanto, una comunidad social, de seres humanos que en el presente ponen todos sus esfuerzos y anhelos al servicio de los estudiantes, su razón de permanecer en el tiempo. Cada rincón se construyó por personas que han entregado su labor, compromiso y vocación de servicio, tales como miembros del directorio de la Asociación, directores, profesionales de la educación, administrativos, personal de apoyo, los propios apoderados y alumnos, legando cada uno de ellos una parte importante de sus vidas como contribución a un proyecto que se siente como común.

La Escuela Arturo Prat es una organización educativa que contribuye al desarrollo intelectual, moral, espiritual y físico de los estudiantes provenientes de contextos altamente vulnerables, en riesgo social y con necesidades educativas especiales, inspirado en los principios y valores cristianos, siendo al mismo tiempo un aporte a la construcción de una sociedad más justa, tolerante e inclusiva. Es por todos éstos esfuerzos compartidos, que estamos seguros que nuestros estudiantes, cuando abandonan este recinto llevan consigo  un pedacito de ésta humilde, pero valiosa Escuela Básica Arturo Prat.

Se cuenta con Programa de Integración Escolar, Proyecto Educativo Institucional, Proyecto de Mejora Escolar, además de haber obtenido durante cuatro periodos la excelencia académica. Su financiamiento base es a través del subsidio estatal el cual requiere de un complemento de aporte de los socios, por cuanto el monto del subsidio y el factor de pago acogido a una asistencia variable (hoy 130 niños promedio) no se iguala con los gastos por la condición de contrato permanente del cuerpo de docentes. En palabras simples, sin aporte de socios, el financiamiento del modelo gratuito no se alcanza; por ello la relevancia de los aportes extras bajo la modalidad de cuotas de socios, donaciones extraordinarias y coronas de caridad.